Sales de Baño

Además de producir un efecto calmante, relajante estimulante proporciona efectos sobre la piel y son beneficiosas contra malestares musculares y óseos.
Son conocidas para la curación y el tratamiento de diversas enfermedades, especialmente aquellas musculares o relacionadas con la piel y los huesos debido a su alto contenido en minerales como magnesio, calcio, hierro zinc y cobre.
Cómo funcionan?
Normalmente el calor desprendido por el agua tibia durante un baño es de por sí capaz de funcionar como un excelente remedio energético y anti estrés.Lo ideal es que utilicemos al menos 2 o 3 puñados de sales, aunque todo dependerá del tamaño de la bañera. El tiempo como mínimo que debes estar sumergida en ellas debe oscilar entre los 10 y 15 minutos para que el efecto sea eficiente.
El calor permite que los poros se dilaten por lo que la desintoxicación del organismo es más eficiente. Además esto también facilita que los minerales y los oligoelementos de los que se componen las sales se asimilen mejor a la vez que proporcionan aromas únicos para nuestro olfato, capaces de producirnos ese efecto relajante. ¿Cuáles son sus beneficios?
Poseen un efecto calmante, relajante, energizante y activador de la transpiración. Nutren nuestra piel, relajan los músculos, desintoxican el cuerpo, y finalmente relajan la mente sumiendo al cuerpo en un profundo estado de paz y placer.
El agua es vida y nos ofrece muchos beneficios más allá de la limpieza. No solo físicamente, sino mentalmente es un excelente hábito para que empieces o termines bien el día.
Puedes tomar el baño con agua caliente, tibia o fría, dependiendo de tu gusto. Hoy vamos a hablar de los beneficios que te trae un rico baño de agua caliente que ayuda a mejorar tu salud y estado de ánimo. Relaja los músculos de tu cuerpo. El agua caliente relaja tus músculos, ya que hace que los vasos sanguíneos se dilaten y haya mayor oxigenación.
ayuda a aliviar el dolor muscular y el cansancio derivado del ejercicio que haces durante el día, ya sea caminar, subir escaleras, cargar objetos o practicar cualquier deporte.Sirve como un excelente relajador natural que además te ayuda a desinflamar.
Reduce la fatiga de tu cerebro no hay nada que relaje más a tu cerebro que un baño de agua caliente.
Estimula la circulación
Cuando el agua caliente dilata los capilares sanguíneos de tu cuerpo, está provocando que la sangre lleve a cabo la correcta oxigenación de las células y estimula tu circulación y el sistema linfático.
Calma la ansiedad la relajación que genera un baño de agua caliente es un tratamiento muy efectivo contra el estrés y la sensación de ansiedad, ya que te calma los músculos y la mente.
Elimina toxinas de tu cuerpo con el flujo de la sangre a través de tu sistema circulatorio, se abren los poros de la piel permitiendo que tu cuerpo elimine las toxinas.
Así que ya sabes, si quieres estar más sano y relajado, toma un baño de agua caliente de 10 a 15 min una vez a la semana! Puedes usarlo para meditar para reflexionar sobre algún asunto, para planear el día siguiente. ¡Disfruta de todos sus beneficios!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *